¡A renovar se ha dicho!

¿Cuándo fue la ultima vez que renovaste tu hogar?

Ya es hora de renovar, pero ¿andas corto de dinero?

¡Descuida! Eso nos pasa a muchos, eso no significa que te debas de detener.

Es probable que cuando recién te mudaste o la ultima vez que arreglaste tu hogar te encantó el nuevo aspecto y lo más seguro es que creíste que te iba a gustar para siempre. La realidad es que no es así y es completamente normal. Cada año, en cada temporada, las tendencias se renuevan y nos encontramos expuestos a ellas por lo que es normal que después de un tiempo quieras volver a renovar tu hogar, el problema es que no siempre tenemos dinero para hacer una renovación completa de nuestro hogar. ¡Descuida! Aquí te diremos como puedes renovar tu hogar y no endeudarte hasta el cuello.

Hay pequeños cambios que hacen una gran diferencia, especialmente si conoces los puntos focales de tus estancias. En la cocina, por ejemplo, uno de sus puntos focales es el refrigerador, el piso o los gabinetes. Antes de empezar observa con detenimiento los espacios que quieras renovar. Los puntos focales serán: lo primero que veas al entrar a esa habitación, párate en medio de la habitación y da una vuelta completa lentamente, cuando termines de darla lo que más recuerdes haber visto o en lo que se posó tu vista en varias ocasiones ese será otro punto focal; de esta manera podrás saber en dónde enfocarte para no tener que gastar tanto dinero.

  1. Tu cocina

La cocina es uno de los espacios a los que tendemos a dejar olvidados pero debes de recordar que es uno de los espacios más transitados, no solamente por ti, últimamente está muy de tendencia tener espacios abiertos y claro nuestra cocina no debería de ser la excepción, aparte de que le da la sensación de espacio, especialmente si nuestro hogar es pequeño, le da un toque innovador a nuestro hogar. Si tu cocina no es de las que cuentan con el concepto abierto no te espantes, no te decimos que empieces a tirar paredes.

El refrigerador, el piso y los gabinetes son un punto focal en nuestra cocina. No es necesario que compres un refrigerador nuevo, lo puedes decorar con vinilos, en algunas tiendas ya venden los vinilos para decorar, puedes usar de esos para hacer una pequeña renovación, ahora bien, si te sientes algo intrépido lo puedes pintar. Pero antes de que empezar a pintar, primero investiga qué tipo de pintura puedes usar para pintarlo y cuál es la mejor manera para quitarlo (en caso de que no te guste el resultado final).

Los gabinetes también los puedes pintar. Investiga antes cuál es la mejor pintura, normalmente la más recomendable es que uses a base de aceite específicamente para la zona de la cocina. Si te sientes un poco audaz también puedes pintar tu piso, en esta opción debes usar una pintura especial para pisos y ser paciente ya que puede que no termines de pintarla en un solo día.

  1. Renueva los muebles

Enfócate a los muebles grandes como alacenas o aparadores que has tenido desde siempre y no cuenten con una historia personal, como que te la haya regalado tu abuelita, o sea una reliquia, aunque en realidad es tu decisión renovarlo o no.

Renovar los muebles es más sencillo de lo que crees, a veces con una o dos capas de pintura tiene para verse como nuevo y darle un realce a nuestro hogar.

 

  1. El color al ataque

Enfócate en los puntos focales de tu hogar como una sola pared. Puedes pintarla de un color que sobresalte y dejar las demás de un color tenue o inclusive blanco. Eso le dará un toque sobrio al espacio y dependiendo el color también ayuda a relajar a quien se encuentre en él. Los colores que más recomendamos son los colores que se encuentran entre los tonos fríos, pero no tengas miedo de usar tonos cálidos. Sobre todo, cuando se trata de pintar paredes es bueno jugar con los colores para lograr un aspecto más intrépido.

  1. Los recuerdos a la vista

A veces contamos con recuerdos u otros objetos personales y su única función es la de guardar polvo ¡no más! No tengas miedo de exponerlos, las fotos de tus vacaciones, tus amigos, tus familiares o hasta de tus mascotas, los cuadros pintados por ti o algún amigo o familiar, son muy buenos detalles para mostrar, puedes usar una habitación preferiblemente la sala de estar, pero en cuanto habitación es decisión tuya; puedes jugar con las formas, el espacio a donde poner tus recuerdos u objetos personales. Puedes imaginar que es tu galería fotográfica personal, y lo mejor de todo es que si te llegas a cansar de la decoración siempre puedes moverlos de lugar o posición.

  1. Haz un presupuesto

Este punto es el más importante de todos: antes de comenzar la renovación, se debe generar un presupuesto y cotizar material por material para ver si alcanza. Sobre todo, para que no vayas a sobrepasarlo y termines endeudado. Debes de saber cuánto dinero quieres gastar para las renovaciones de tu hogar. Date una vuelta por tiendas de decoración, haz un listado de lo que te gusta y su precio, si quieres hacer renovaciones un poco más técnicas hay algunas tiendas que te ayudan en tus proyectos DIY (hazlo tú mismo, por sus siglas en inglés).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *