Psicología del color en la decoración

La psicología de color es la rama de la psicología que se encarga de observar el efecto directo que tienen los diferentes colores en el estado emocional de las personas. Cabe destacar que no se considera una ciencia como tal, sino que sigue siendo albergada bajo la psicología, aunque comparte características con un campo de la medicina llamado medicina alternativa. Sin embargo, hay que considerar el aspecto científico dentro de la psicología clínica. Caivano menciona que los colores como tal son las ondas electromagnéticas que un cuerpo es capaz debido a sus propiedades físicas de absorber o reflejar, en vista de esto se sabe que lo que el ser humano capta como colores son ondas electromagnéticas que son captadas en su posteridad por los glóbulos oculares y traducidas de manera automática gracias al cerebro como colores. “La forma en la que los seres humanos perciben los colores puede afectar de diversas maneras, aunque algunas personas están más sensibilizadas a sentir los cambios provocados por la exposición a las diferentes ondas electromagnéticas que denominamos colores”. En el momento en el cual se busca realizar la decoración de un determinado lugar la psicología es fundamental, puesto que ayuda a relacionar directamente lo que va a ser realizado dentro del lugar con los colores que van a ser empleados, esto puesto que cada color cuenta con un significado en particular el cual hace una interconexión con la persona y en el momento en le cual se elige de manera adecuada se tiene consigo una mejora relevante dentro de la productividad.

En el momento en el que el color entra en contacto con los individuos, Puddington menciona que pueden llegar a cambiar la forma en la que funcionan las glándulas hormonales, estas tienen una fuerte influencia en la regulación del estado fisiológico del cuerpo ya que controlan diversos procesos internos, entre los cuales se encuentra el estado de ánimo de la persona. El autor escribe que: “Hay pruebas de que se realizaron experimentaciones de carácter científico realizados por profesionales rusos que demostraron como la exposición a ciertos colores pertenecientes al espectro electromagnético visible, por ejemplo, el rojo, que influyen en la producción de hormonas que influyen directamente en el sistema nervioso simpático”. Es decir, cuando se tiene contacto directo con un determinado lugar la primera acción que se tiene es el poder observar directamente los colores que están siendo empleados, para que con esto se pueda iniciar el contacto con el lugar. En el momento en el que lo descrito es ejecutado se puede tener una sensación tanto de comodidad como de inconformidad; es por tanto que dependiendo directamente de la acción y propósito de la habitación son los colores que deben de ser empleados.

Para finalizar, el color es un arma poderosa que puede ser usada para aquellas personas que se encargan del diseño de un edificio en su totalidad. Los colores influyen directamente en el estado emocional de las personas debido a la manera en que actúan las ondas electromagnéticas, que en esencia representan los colores, sobre las glándulas hormonales del cuerpo. Asimismo, el factor psicológico juega un papel muy importante debido a la posible existencia de un fondo psicológico que evoca a un estado de ánimo que tiene una fuerte relación con el color. Es deber del diseñador adecuar un espacio que represente un propósito o un sentimiento en conjunto, por lo que el uso de la psicología del color representa un factor que es necesario consideran y que útil para concretar de su trabajo, estableciendo los colores que deben de ser utilizados para lograr el objetivo establecido.

2 comentarios de “Psicología del color en la decoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *